Aprende a influir en tus equipos de trabajo en 3 minutos

Recuerdo que estando en una comida con un amigo, se quejaba de que en muchas ocasiones tenía problemas con sus equipos y aunque se esforzaba por explicar y dar las indicaciones correctas, había personas a las que parecía no llegarles su mensaje.

“A veces necesito convencerlos de que sigan nuestros procedimientos más básicos y no pasa nada, otras veces necesito motivarlos para que se esfuercen un poco más y sucede lo mismo; aunque hay algunas personas de mi equipo que si me agarran la onda, hay otras que pareciera que les entra por un oído y le sale por el otro”.

“Eso me tiene estresado y hay ocasiones en las que solo pienso en como desquitarme con ellos”.

Le dije que entendía perfectamente como se sentía ya que muchas veces me había pasado lo mismo y le pregunté si conocía los códigos de comunicación básicos y como utilizarlos.

¿Los códigos de qué? Me pregunto. No, no los conozco, pero si me van a ayudar a que me hagan caso dime que son.

Pon mucha atención porque esto que te voy a explicar ayudara a mejorar tus mensajes y te ahorrara mucho tiempo y disgustos.

Los códigos de comunicación son la manera en la que preferimos que nos hablen para poder entender cuando alguien nos da indicaciones. Los utilizamos de manera inconsciente y cuando nos hablan en el código incorrecto sencillamente el mensaje no llega.

Aunque existen muchos códigos de comunicación, hay 2 tipos que si los aprendemos a utilizar correctamente hacen que nuestros mensajes den en el blanco.

 

Estos son los 2 códigos más importantes: Marco de referencia y Palanca emocional.

 

#1: Marco de referencia (interno y externo). Hay personas que están dispuestas a escucharte y a tomar una decisión en base a los ejemplos o argumentos que les ofreces, ellas utilizan el marco externo. También hay personas que al escucharte piensan “este tipo solo me quiere convencer así que no le voy a hacer caso…” y cierran su mente. Ellos son de marco interno y en este caso solo hay que dejar que ellos decidan.

#2: Palanca emocional (dolor o placer). Hay personas que solo reaccionan cuando les mencionamos argumentos que les pueda generar algún tipo de dolor. Por otro lado, existen personas que reaccionan solo cuando les hablamos sobre algo que les pueda ocasionar algún tipo de placer.

 

Al utilizar estos dos canales adecuadamente podemos ofrecer argumentos para mejorar las respuestas en nuestras comunicaciones.

 

Estos son algunos ejemplos del buen uso combinado de estos canales:

  • Marco externo y placer. ”Les quiero contar lo que consiguió el área de almacén; Ellos siguieron las instrucciones y lograron su meta en menos tiempo sin esforzarse tanto (doy un ejemplo, marco externo). Si nosotros hacemos esto les aseguro que lograremos los mismos buenos resultados” (placer, palanca emocional).

Ahora veamos el mismo ejemplo, pero con un marco externo y dolor.

  • ”Les quiero contar lo que le pasó al área de almacén; Ellos no siguieron las instrucciones y tuvieron que venir los fines de semana además de quedarse varios días más tarde (doy un ejemplo, marco externo). Si no siguen las indicaciones que les di, les aseguro que nos puede suceder lo mismo” (dolor, palanca emocional).

 

¿Y qué sucede con la gente marco interno?

  • Marco interno y placer”No los quiero convencer con historias ni ejemplos, solamente ustedes saben todo lo bien que se van a sentir al lograr las metas en menos tiempo sin esforzarse tanto (placer, palanca emocional), así que les dejo la información para que se la lleven, y puedan tomar la mejor decisión”. (dejo que decidan, marco interno).

  • Marco interno y dolor”No los quiero convencer con historias ni ejemplos, solamente ustedes saben lo cansado que es venir los fines de semana y quedarse tarde varios días (dolor, palanca emocional), así que les dejo la información para que se la lleven, y puedan tomar la mejor decisión”. (dejo que decidan, marco interno) 

 

En cuanto le expliqué todo esto a amigo pude notar como su semblante comenzó a esbozar una sonrisa. Le sugerí que generara argumentos para los 4 casos y que practicara hasta que le salieran lo más natural posible.

Nos pasamos el resto de la comida creando ejemplos y resolviendo sus dudas. Al final le regale este práctico resumen:

  • Marco externo y placer à ejemplos de todo lo bueno que puede pasar.
  • Marco externo y dolor à ejemplos de lo malo que puede pasar.
  • Marco interno y placer à recordar todo lo bueno que puede pasar y dejar que ellos decidan.
  • Marco interno y dolor à recordar todo lo malo que puede pasar y dejar que ellos decidan.

 

 

Después de algunas semanas nos volvimos a encontrar y me conto que estaba feliz ya que sus equipos lo escuchaban y respondían rápidamente a sus solicitudes. “estoy muy orgulloso de mi y de mis equipos, nuestros proyectos marchan de maravilla y funcionamos como un reloj bien ajustado”, me dijo.

 

Además, me pidió que lo siguiera apoyando y ahora estamos capacitando a su personal administrativo y a su equipo comercial para que aprendan a utilizar los mismos códigos de comunicación en sus áreas de trabajo.

 

 

En definitiva, la capacitación de los equipos de trabajo es una de las mejores herramientas para mejorar nuestro liderazgo y aportar valor en la empresa.

 

En econValor te apoyamos a resolver los problemas con tus equipos de trabajo, capacitándolos con diversos métodos educativos muy prácticos y funcionales. Lo que buscamos es que al final te sientas tranquilo y capaz de guiar a tus equipos sabiendo que ellos avanzan al ritmo que requieres.

 

Cotiza ya una capacitación a hola@econvalor.com o mándanos un mensaje al 81 2578 5218 y decide si esto es lo mejor para ti.

One Review

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *